La cumbre de Hanói culminó sin resultados favorables entre el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un. No fue posible alcanzar un acuerdo entre las partes, lo cual trae como consecuencia, que la credibilidad de este proceso de negociación haya sido afectada.

Resultados de la cumbre de Hanói

Una cumbre que ofrecía grandes expectativas, culminó sin un acuerdo, sin planes de trabajo, y un proceso de negociación con una credibilidad debilitada, especialmente porque cada uno de los líderes se retiró a su lado del hotel, y los equipos de negociadores ahora tienen la responsabilidad de ordenar las ideas.

Cada país expone sus versiones respecto a lo ocurrido, tal como ocurre cuando un cerrajero ofrece su opinión acerca de un determinado elemento de seguridad, éste ofrecerá su percepción. Lo mismo ocurre con el resultado de esta cumbre. Sin embargo, los expertos aseguran que este proceso de conversaciones puede ofrecer mejores resultados.

La cumbre inició con una reunión privada por un periodo de 45 minutos, en la que únicamente estuvieron presentes los líderes y sus intérpretes. Posteriormente, se integran los respectivos integrantes de los equipos de trabajo para iniciar la sesión negociadora, la cual tuvo una duración de aproximadamente 2 horas.

No obstante, la culminación de la cumbre fue realizada justo antes del almuerzo, por lo que el comedor del prestigioso hotel quedó abandonado, incluso con la vajilla puesta en la mesa.

Versiones encontradas

Cada líder ofrece sus propias conclusiones, de acuerdo al presidente de Estados Unidos, el resultado de la cumbre no fue el esperado, debido a las exigencias de Corea del Norte para desmantelar el centro nuclear de Yongbyon, las cuales consistían en el levantamiento de todas las sanciones internacionales que le han sido impuestas contra su régimen. Petición rechazada por el Presidente Donald Trump.

Por otro lado, el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong-hong señaló que la petición era levantar parcialmente las sanciones, sin embargo Estados Unidos realizó una condición adicional, la cual no fue explicada, y de acuerdo a la percepción del líder Norcoreano, fue una muestra de que no había una honesta intención de negociar.

Finalmente, Trump señala que Norcorea estaba dispuesto a desnuclearizar gran parte de las áreas solicitadas, pero no todas, por lo que consideró que no tenía sentido continuar las conversaciones en ese momento. Sin embargo, todo el proceso cumplió con el respeto entre los interlocutores, en ningún momento hubo desplantes, incluso culminaron con un apretón de manos.

Próxima reunión de los líderes

Se espera que las conversaciones continúen, aunque por los momentos no se visualiza una tercera reunión entre los líderes. La percepción del resultado de la cumbre de Hanói, es la de una oportunidad perdida.

Sin embargo, algunas acciones ocurridas durante la cumbre son indicativas de que pueda agendarse una tercera reunión, por ejemplo el líder Norcoreano Kim Jong-un accedió a responder algunas preguntas ante la prensa internacional, algo nunca antes visto, y su respuesta a la pregunta acerca de las perspectivas de la cumbre, su respuesta fue conservadora, sin embargo dejó ver su interés en obtener buenos resultados.