De nuevo el gobierno de los Estados Unidos de América ha impuesto nuevas sanciones al régimen de Nicolás Maduro, y es que además de las sanciones a personas específicas allegadas al régimen y sus familiares, también estos han tomado la decisión de impedir que el gobierno de Venezuela haga ciertas negociaciones.

A todo esto el gobierno y sus adeptos han volteado todo a su favor, para hacerse las victimas y hacer ver al pueblo que se trata de un bloqueo que los perjudicara, pero la realidad es que esto no pudiera afectar más al pueblo que ya carece de todos lo que es básico para sobrevivir.

El pueblo clama por un cambio

Para la mayoría de los venezolanos y así se ha hecho ver en el exterior, los venezolanos piden a gritos un cambio de sistema de gobierno, el cual les permita salir de la profunda crisis en la que están sumergidos.

Porque los venezolanos nos sienten ningún tipo de seguridad en su país, ni seguridad social, ni económica, ni seguridad personal, de hecho la única seguridad que pudieran tener es la seguridad que pagan a los cerrajeros Málaga profesionales.

Pero para los venezolanos estar protegidos en sus casas no es suficiente, y es que es muy bueno el trabajo que hacen los profesionales de la seguridad; los cerrajeros, pero para los habitantes de este país latinoamericano es necesario sentir seguridad en todo sentido para vivir en su país.

El gobierno insiste en que todo lo malo viene del imperio

El discurso del gobierno de Venezuela no ha cambiado en lo absoluto y en lugar de reconocer sus culpas de forma directa, este gobierno busca responsabilizar al gobierno de los Estados Unidos por toda la situación de miseria que se vive en el país.

Y es evidente que el drama de los venezolanos viene mucho antes de las sanciones, y que hechos como que el Clap, cajas de comidas que se le reparte al pueblo, no llegue es culpa de las nuevas sanciones del gobierno estadounidense.

Una situación que ya venía grave, ahora empeora

La situación que viven los venezolanos es ya muy dramática, y es evidente que el gobierno de los Estados Unidos sabe que estas mediadas van a afectar de alguna forma a los venezolanos, pero no más de lo que las políticas erradas del presidente maduro ya lo ha hecho.

Y es que el gobierno anglosajón hace un esfuerzo para hacer que el gobierno de maduro entregue el poder, porque es evidente que el drama de este pueblo aumenta y además afecta a los países de la región y del mundo entero por un éxodo masivo sin precedentes.

Porque queda claro que los venezolanos huyen de la grave situación que viven en Venezuela, país que ya esta básicamente dolarizado y en el que en sueldo mínimo de las pensiones y de todos los empleados es de menos de 4 dólares, mucho más que pobreza extrema.