Generalmente las noticias son alarmantes o inquietantes, pero cuando recibimos noticias felices eso nos llena de esperanza y alegría, como cuando en Ecuador un cerrajero salvó la vida de un indigente, demostrando su gran respeto por las personas sin importar su condición económica. En este caso nos sentimos felices al recibir la noticia de que l curso sobre la felicidad que triunfó en la universidad de Yale.

La psicología y la buena vida’ se ha convertido en la clase más popular de la historia en la prestigiosa Universidad de Yale. Uno de cada cuatro estudiantes, 1.200 personas en total, buscan las claves para ser feliz a través de esta materia.

El secreto de la felicidad.

 Es un enigma que ha permanecido oculto a lo largo de toda la historia de la humanidad. Los hay que basan su vida en la obtención de una riqueza que les permita vivir lo más cómodamente posible; otros prefieren dedicar su existencia a la búsqueda del amor verdadero e incluso, hay quien decide entregarse al lado más espiritual de su existencia.

Objetivo de la asignatura

El objetivo de esta materia, que ya es oficialmente la más popular en los 316 años de historia que acumula la institución, consiste en enseñarle a los estudiantes cómo vivir una vida plena, satisfactoria y feliz. Durante sus dos conferencias semanales se busca que los alumnos muestren mayor gratitud hacia el resto, organicen mejor su tiempo y aumenten el nivel y número de sus interacciones sociales.

En busca del bienestar perdido

El curso enfocado en la psicología positiva, las condiciones necesarias para el desarrollo del individuo y la aplicación de las lecciones en la vida real, ha provocado la contratación de 24 asistentes de cátedra para satisfacer tan intensa demanda. Además de tener que conseguir un nuevo espacio que pudiera dar cabida a todos los asistentes.

Los estudiantes deberán hacer esporádicamente exámenes cortos, uno a mitad de semestre y otro como prueba final llamado Hack Yo’Self Project, que viene a ser algo así como lograr hackear tu vida e implementar una estrategia de mejoramiento personal. Todo un reto para quien quiera ser feliz y superar la que ya ha sido denominada como la asignatura más difícil del mundo.

Motivación para implementar esta asignatura

La explicación de por qué el éxito ha desbordado todas las expectativas se encuentra en la misma esencia de Yale. La universidad privada es una de las que menos alumnos admite del mundo y su nivel de exigencia es máximo. Para conseguir ingresar en ella y en vistas de un futuro prometedor, muchos de sus integrantes se ven obligados a dejar a un lado sus principales aficiones e intereses. Conforme a un reportaje que se elaboró en 2013 por el Yale College Council, más de la mitad de los estudiantes de licenciatura necesitaron apoyo de salud mental cuando estaban en la universidad.

Reflexión: La frase «a ser feliz no se aprende en la universidad», tantas veces repetida por amigos y familiares, dejó de tener sentido.