Actualmente el internet está generando tendencias que han hecho que la manera de realizar distintas transacciones se realice. Por lo menos contamos con el dinero real en nuestras cuentas, pero dentro del internet, ¿cómo hacemos estos movimientos?

Para esto existen muchos tipos de moneda llamadas criptomoneda y están desarrolladas específicamente para ser usadas online. Es importante que conozcamos cada una de ellas y sus diferencias para saber cuál podemos utilizar y cuál es la más segura.

Bitcoin

La más popular actualmente ya que millones de personas la usan. Siendo esta pionera ya que nació como un nuevo tipo de dinero en el 2009, y ha venido a ser hoy en día la más utilizada para pagar diversos servicios online, como el ingreso a sitios, búsqueda de cerrajeros online, o también pagos de diferentes índoles.

Esta, a pesar de ser la más popular cuenta con una serie de desventajas ya que más de 7 transacciones no pueden ser hechas al mismo tiempo debido a su encriptación en bloques. Y no solo esto, sino que también consume muchísima electricidad.

Bitcoin Cash

A partir de la anterior sale esta, no solo intentando que esta mejore, sino que también es ofrecida como una alternativa para las personas que quieran entrar en este mundo de los pagos online.

Gracias a la creación de esta, el software utilizado para el Bitcoin pudo hacer que las transacciones crecieran y así lograr manejarlas en una escala más grande, pero igual tiene diversos problemas ya que es víctima de la centralización.

Ethereum

Esta es una de las más populares, la segunda luego del Bitcoin. Tiene su popularidad en la facilidad en la que se puede conseguir, además de que su velocidad de transacción es mucho más rápida que la del Bitcoin. No cuenta con el valor de la antes mencionada, y cada día va cayendo, pero esto no le resta importancia al ser una de las más populares.

No cuenta con un límite predeterminado y que de igual manera maneja transacciones seguras sin necesidad de que exista un intermediario para que pueda darse.

Litecoin

Considerada como la hermana menor del Bitcoin es la criptomoneda perfecta para las personas que no saben cómo se maneja este mercado y las diferentes maneras de poder hacer transacciones. No cuenta con una extensión tan grande como las demás, pero si permite la realización de transacciones y de usos prácticos.

Ripple

Con esta criptomoneda, los bancos son capaces de realizar diversas operaciones sin que el gobierno se vea dentro de ellas y busque la manera de poder encontrarlas y así detenerlas. Esta es usada por la mayoría de estas oficinas gracias a que de esta manera se puede obtener financiamiento externo sin necesidad de que el gobierno se vea inmiscuido en estos asuntos.

La desventaja con la que esta cuenta es que debido a que solo es para los bancos, las personas normales no pueden tener acceso a ella y no pueden realizar transacciones usándola, por lo que se incurre en la centralización y en la falta de acceso.